viernes, 24 de junio de 2011

El anillo de compromiso (1)

¡Cásate conmigo!
¿Hay otra frase más bonita que podamos decir o escuchar en la vida?

Cásate conmigo significa:  
Te amo, y quiero vivir siempre a tu lado. 
Te necesito, mi vida no tiene sentido sin ti.
Quédate conmigo, porque pensar en ti es una obsesión que no me deja vivir.
Ven para siempre a mi lado, porque daría mi vida por ti.

¡Nada hay superior al amor!

Todo esto, lo digamos o no, lo sentimos cuando estamos enamorados y hemos alcanzado ese grado de madurez por el que estamos dispuestos a compartir nuestra vida con otra persona.  El hombre sentimos además la necesidad de entregarlo todo por esa mujer. Regalarle unas flores, un perfume, cualquier cosa, es un acto irresistible, puro y bello del hombre enamorado.


Solitario JSS desde 0.30ct a 1.50ct.
Cuando nos llega el momento de decir "cásate conmigo"  queremos ofrecer lo mejor, lo más sublime entre todo aquello podamos encontrar sobre la tierra, para simbolizar para siempre ese sentimiento tan verdadero, tan profundo y  tan intenso.
Ancestralmente el hombre ha reconocido en el diamante el símbolo de todos estos sentimientos.

¿Solitario o alianza de diamantes?

No lo dudéis: Solitario con brillante en un anillo sencillo, sin más "alharacas" sin más condimentos porque el diamante solo, lo dice y lo reúne todo: sencillez, fascinación, fortaleza, brillo, resplandor, poder, excepcionalidad.

Sin duda esta regla general tiene sus excepciones, las vamos ver, pero no lo dudéis y no caigáis en la simpleza de pensar ser poco originales al regalar un solitario. Las novias van de blanco, y no por eso pensamos que sean o no originales. Pedirle a una mujer que se case contigo no tiene nada de original, pero es el sentimiento más grande de toda la humanidad.  La originalidad hay que dejarla para otras cosas.

Vamos a lo nuestro; Hay excepciones a esta regla del solitario:
1ª excepción: Que la mujer tenga más de 35 años ó bien que tenga muchas joyas por familia ó porque le gusten tanto que se las haya comprado ella. En este caso podemos complementar el diamante con otros diamantes "escolta" a ambos lados de la piedra central, ó en lugar de regalar un brillante (diamante redondo) elegir alguna de las otras tallas más singulares del diamante.
2ª excepción: Que a pesar de los pesares seamos tan especiales que el clásico brillante (redondo) no sea para nosotros. En este caso regalaremos... ¡Un diamante también! pero en este caso una talla esmeralda, princesa, corazón o cualquier otra.

Diamante talla esmeralda de 1.2ct  y baguetes
¿Y la alianza de brillantes? 

Cuando veo a una mujer de entre 25 a 35 años con una alianza de brillantes, no asocio necesariamente a este anillo el hecho de que este comprometida o que haya ya un hombre en su vida.
Una alianza de brillantes la puede regalar el padre al terminar la carrera, la puede comprar la mujer con sus primeros ingresos, etc. sin otro significado. Pero ni a un padre, ni una mujer se le ocurriría comprar un solitario. 
¡El solitario es símbolo de un hombre enamorado! 
¡El solitario es un símbolo de una mujer comprometida!
Es muy habitual que las más jovencitas no piensen en un solitario, es más, que no lo quieran como regalo de compromiso y si a cambio una alianza de diamantes. Bueno es un error propio de la más tierna bisoñez de las jóvenes y es un error propio de una mujer que no ha considerado el profundo sentido del regalo que va a recibir. Pero... ¿para qué pregúntales?
El solitario representará siempre a un hombre enamorado. Cada vez que el hombre lo ve en la mano su mujer dirá: "Ese soy yo", cada vez que ella lo vea en su mano pensará " Aquí esta él".
Ningún otro anillo  regalado a lo largo de la vida tendrá este significado, porque todos ellos representarán otros hitos o efemérides de la vida en común: aniversarios,  hijos, etc. pero ninguno tendrá para ella y para él este significado tan personal y tan profundo entre los dos.

Alianzas de brillantes

La Pedida.

Los que ya me vais conociendo sabéis que soy muy tradicional, pero en esto de la pedida tengo mi propio punto de vista y seguro que no lo compartís la mayoría. ¡Qué le vamos a hacer!

La Pedida es el acto social en que se encuentran ambas familias para conocerse y hoy en día para  "hacer el paripé del intercambio de regalos". 
Parece que el intercambio de regalos es el motivo principal de este encuentro, y esto además de triste es un error. El acto social entre las familias es obligado, necesario y deseable,  pero no me gusta el intercambio de regalos entre los novios. O no del todo, me explico:

Mirar a una mujer a los ojos y decirle "cásate conmigo" es algo tan extraordinario y tan bonito para ambos, que lo considero un derecho irrenunciable del amor y un momento de la vida que no nos podemos perder. Este momento lo han de vivir la pareja en la intimidad.

Entonces ¿si le regalo el anillo cuando le pida que se case conmigo...? ¿en la pedida no se hacen regalos?.   ¡Pues claro que sí!, pero de otro tipo. En la pedida el hombre declara formal y públicamente su voluntad de unir el resto de su vida a esa mujer, y la mujer en agradecimiento y correspondencia a su amor le corresponderá con un regalo a él.

Ya sé que alguna tachará esta visión como de un  inaceptable machismo decimonónico, y me van a crujir una vez más, pero.. ¿no es más bonita así esta historia de amor?

¿Cuánto me gasto en el anillo de compromiso?

Si el anillo de compromiso es una ofrenda irresistible pura y noble del hombre enamorado, ¿qué pintan aquí los "poderes" de las familias? quiero decir: el anillo de compromiso lo debe de pagar el novio y no sus padres.
Los americanos, que son muy pragmáticos, establecen que el importe del anillo de compromiso, para jóvenes parejas, sea de "dos mensualidades de salario". Bueno, es un punto de vista y personalmente no lo veo disparatado. 

Ahora bien, si la familia del joven quiere tener su propio detalle en agradecimiento a esa mujer que va a cargar con el pichón del nene, tiene entonces la excelente oportunidad de ofrecerle los pendientes o la pulsera que lucirá el día de la boda.  Pero el anillo de compromiso... eso es cosa de un hombre enamorado. 
"Los hombres...  regalan joyas".

¡Sed buenos!


Entradas relacionadas
El anillo de compromiso (2) (26-08-2011)
El Diamante
-Si buscas cuestiones técnicas del diamante consulta el siguiente enlace del Instituto Gemologico Español: www.ige.org
-Si buscas precios de diamantes: consulta a un joyero. Aunque las 5cs es una buena orientacion para un amateur, hay otros factores que pueden alterar el precio del diamante considerablemente. ver JSS YANES

jueves, 16 de junio de 2011

Sin joyas no hay glamour (2)

Me remito a la anterior entrada de junio "Sin joyas no hay glamour"
y aquí os dejo algunos ejemplos de estrellas rutilantes, esplendidas mujeres, que sin sus joyas en el día a día no son mas que modelos de un reportaje de moda. Las joyas distinguen a la mujer de la top model de pasarela.
Especialmente quiero llamar la atención sobre los grandes escotes "huerfanos de brillo. 
Como os decia en "Sin joyas no hay glamur", no dejais nada para la imaginación de los chicos y ya solo nos sorprende Mesi en una tarde de domingo, o la siguiente pantalla de la play.
Seguire con los ejemplos...
Sed buenos!

Enlaces relacionados: "Mini ensayo sobre el glamour"

Penelope Cruz

Tamara Falcó
Mar Flores
Carmen Cervera


domingo, 12 de junio de 2011

¿Glamour de Marbella en Tenerife?

(Boda de Elizabet Dutu y Francisco Ortiz)
Hay cosas de las bodas de hoy en día que no puedo comprender.
¿Alguien me puede explicar que hace un marbellí y una montisonense (Monzon,Huesca) haciendo viajar a todos sus invitados hasta Tenerife?
A estas bodas que me invitan donde todos los invitados (los de las dos familias) tienen que desplazarse cientos de kilometros, por la ilusión de los "niños", yo siempre interpreto que al no ser de los íntimos mi presencia sobra, y una diplomática excusa junto al regalito de rigor será -incluso- agradecido. Conste que no ha sido el caso en la boda de los Ortiz-Dutu al no haber sido invitado. No habia motivo para ello.
Pero incluso, cuando soy de los íntimos (y en estas circustancias), siempre procuro excusar mi asistencia. Me parece de quinta que me "inviten" a que me tome tome tres días de vacaciones para ir a la "bodita de los nenes".
Lo siento amigos si habíais pensado invitarme a la boda de los nenes, pero es una cuestión de principios.
Me "parto" pero otro día os cuento lo de las bodas en la "finca de papá", es también de quinta y tronchante.
Elizabet Dutu y Francisco Ortiz
Bien pues vamos a lo nuestro. Muchas novias opinan que en el caso de un gran escote, lo "ideal" es complementarlo con unos largos pendientes… ¡Y qué pendientes llevaba la novia!
Yo insisto en que, en general pero muy especialmente en el caso de una novia, encuentro ordinaria semejante desnudez pectoral.
Debo andar muy fura de clavo a judgar por la tenacidad y numero de mis opositoras...

La Madrina

Novio y madrina
Gunilla es una de esas mujeres que nunca deja indiferente; Se la ama o se la detesta. Esta es una característica inherente a las mujeres singulares, y creo que si la conociera más, sería de sus más fervientes admiradores.
Lo que no cabe duda es que Gunilla siempre es el centro de atención de todas las fiestas y en esta ocasión, a mi personal parecer y por lo visto en el cuche, ha vuelto a serlo. Por encima incluso de la novia.
Gunilla con su estilo extravagante, en esta ocasión “hollywoodiense”,  ha destacado de forma especial como madrina, (no os perdais las imagenes como anfitriona y abriendo el baile). Sus joyas han sido precisas, (no sé si preciosas porque a la fecha no se han podido apreciar en detalle), pero en correcta armonía con su imagen, y le han dado el toque de brillo y de encanto, sin las cuales esta  imagen tan arriesgada, hubiera resultado cómica: ¡De Barbie de catálogo!

"Gunilla" (palabra que la foto no la he retocado)
A pesar de los pesares de verdad que Gunilla estaba esplendida (como mujer). Como lo es. Pero...  ¿Esta justificado tanto esplendor hasta el punto de eclipsar a la novia?. Es una opinión personal claro, que nadie se me moleste. En cualquier caso este fenomeno astrológico (el eclipse) ¿Habría sido causado por la novia, la madrina, o por ambas?, ¿Podría ser síntoma de algo más?, o simplemente ¿debemos entender que Gunilla es la última “Divina” de esa aristocrática saga de los Bismarck?

 Los Invitados

Tamara Falco

¡Arrogantes escotes hundidos
 soñando con deslumbrar
cuando carecéis de luz!
Por vuestra osada soberbia
todo resulta caído.
Ay de mi bella Tamara,
si tus joyas más preciadas
las adornaras mejor,
la luz de tu lozanía 
cegaría más que el sol.

Perdonar, Tamara me embelesa.

Preciosa Pulsera de brillantes de “Suarez” que lucía Tamara Falco.

El siguiente es otro ejemplo más de mi tozudez:

Mira que es simpática la rubia señora, pero al reparar en este escote pienso ¿estos invitados vendrian de la palya?.  ¡No hombre no seas corto!, de la playa no se viene con esmoquín.
Esta simpatica pareja, con pinta de guiris, no leen aun mi blog y claro no se han enterado que "sin joyas no hay glamour".

Encontré incluso guapo al simpático doctor Cabeza. Sin duda radiante y orgulloso del brazo de su hija, que aunque lucía un impresionante collar de brillantes, su elección  no podía haber sido más desatinada (la del collar).


Isabel tiene un cuello kilométrico.  Ese collar ceñido a la base del cuello, ese elegante recogido y ese escote al borde del sonrojo, no hacía más que evidenciar los límites desproporcionados de un cuello estratosférico.
Las joyas tienen que servir, como es resto de nuestro atuendo para favorecer y a veces para ocultar o incluso para mejorar características personales. Vestido y joya, joya y vestido siempre deben considerarse en conjunto.

A la izquierda Cristina, Condesa de Perlac.
Cristina es amiga mía, pero si hubiera tenido que comentar algo mejorable sobre sus joyas lo habría  hecho. También lo haré si me parece acertado. En esta ocasión su collar de largo “Opera” (¿con colgante?) tan bien encajado en su adornado vestido, pocas se hubieran atrevido a llevarlo por lo que se ve últimamente en el cuche. Me gustaría apreciarlo más en detalle Cristina. Saluda por favor a mi admirado Francesco.

De los demas ya sabeis: Sin joyas no hay glamour.

Sed buenos!

lunes, 6 de junio de 2011

Tiaras y escotes

Boda de Carmen Solis Tello
Carmen Solis Tello

Novia con Tiara
Pocas Tiaras vemos por el cuche últimamente, y es de agradecer encontrarse con una digna de mencios y mas aun cuando es para resaltar una bonita diadema, y la eleccion del conjunto de la novia, tal y como ha sido en esta ocasión.
Esta Tiara si merecia la pena, no esas de "hojalata", o de "certamen de miss españa", que alguna vez tengo que sufrir en una novia. O esas otras hechas con remiendos imposibles de la pulsera familiar, que hay que colocarsela a la testa de la niña como sea, ¡que horror!.
No puedo decir que Carmen sea una novia de mi gusto personal, y no importa (ni que mi gusto fuera el oráculo de la diosa Chanel)  pero si debo de resaltar la armonía y por lo tanto belleza, de la novia y del conjunto de la boda de la hija los Motilla.

Carmen Solis Tello
El entorno, Sevilla, El palacio de Motilla, Le la elección del vestido la novia y sus joyas encajaban a la perfección.


La esplendida tiara, probablemente de platino y montada con diamantes y perlas (propiedad del Marqués de la Motilla, D. Miguel Angel Solís), los pendientes de brillantes y perlas, también a juego con la tiara (segun dice el Hola, aunque a mi no me encaja lo que parece una perla negra), y la perla ligeramente colgando, constituyen el remate perfecto del cuadro de la novia y en consonancia con el cuidado de todos los detalles de esta boda.

Carmen Solis y Agustin Aranda
 La Madrina
 Ya sabéis que insisto mucho en la importancia de las joyas de la madrina, no es la novia pero es... ¡la primera dama!. Y así es generalmente, por eso es la única que suele llevar mantilla y especialmente si la boda es en Sevilla.

Últimamente parece que el uso de la mantilla excluye cualquier tipo de joya. Pues no.

La mantilla tiene sus joyas; un broche antiguo, unos pendientes un poco barrocos, un collar de perlas... 
Por supuesto podemos lanzarnos a joyas mas modernas, pero siempre teniendo en cuanta el conjunto de madrina y vestido.

Este vestido, esta madrina, esta peineta, necesitaba un collar de perla australiana, no demasiadio grande, 13mm-11mm en disminución, y unos pendientes cortos de brillante con perla colgando, que iluminara la cara de Reyes Romero. Estaba guapa, pero no esplendida como debe ser en una madrina.


El Novio acompañado de la Madrina Reyes Romero 

Los Invitados: ¡Los Escotazos!
Poco que comentar sobre las joyas vistas en la nutridísima representación social de la boda Aranda-Solis. Y más me ha vuelto a llamar la atención la generosidad de unos escotes, únicamente justificados, por los asfixiantes 28º Sevillanos que se preveían esa mañana andaluza...

Maria Colonques
¡Ay con los escotazos! A ver si nos enteramos de una vez: Se trata de ir elegantes a las bodas...
Un escotazo "catedralicio" no es elegante, es ordinario en una boda, al menos colocarle algun diamante que lo justifique. Además me parece de mal gusto hacia la novia que tiene que ser la primerísima protagonista. Lo siento Paloma por muy bien que me caigas y muy guapa que estuvieras ese día.

Francisco y Paloma Segrelles, con su hija Paloma 

 
Un escotazo solo se puede justificar en una boda por algunas divas, utilizándolo para lucir una joya de escándalo, como lo hacia la Taylor, o puestos a comulgar con ruedas de molino, con una joya discreta que enmascare, distraiga, justifique y "excuse" el motivo de lucir tan divinos atributos, recibidos generosamente y sin merito personal de la madre naturaleza. Y me refiero naturalmente a esos canalillos que se hunden en el abismo como si de la sima del pacífico se tratara.


A ver chicas, jóvenes y menos jóvenes, si es que se os olvida de la importancia de los "preliminares", nada dejáis para el juego de la sensualidad, nada para  la maquina sexual más poderosa del humanoide: la i-ma-gi-na-ción.
Aunque los hombres nos asomemos al balcón.... ¡Sin joyas no hay glamour...!


Y así estamos los hombres... ya solo nos sorprende Mesi, ya solo nos interesa si somos capaces de conseguir el siguiente nivel del videojuego...


Sed Buenos!


domingo, 5 de junio de 2011

Comprar un diamante: lo que hay que saber.


Comprar un diamante, ¿Porqué?

Mucho hay escrito sobre esta poderosa y misteriosa gema.
Técnicamente no puedo añadir más, mejor y con mayor autoridad de lo que encontrareis en la página del diamante del Instituto Gemologico Español.

Sobre otros aspectos técnicos y comerciales tambien encontrareis toda la información la web JSS YANES


Pero ¿hay que saber más sobre los diamantes?
Sí. Un diamante produce fuertes emociones.

Vamos a ello
...
...
Finalmente ¿qué piensan las mujeres?

Bien pues la primera en darnos su opinión fue Marilyn...
Más tarde Nicole Kidman tampoco se pudo resistir a darnos su versión.
Y fianlmente hasta  Beyonce se ha unido al clamor.

¿Sera verdad?

Pues yo creo que NO, que  "Diamonds are a boy´s best friend"
y si no sabés porqué, brother... es que aun no has hecho la prueba.

Sed buenos.

Enlaces de interés:

jueves, 2 de junio de 2011

Charlene Wittstock; De sirena a princesa.


Charlene Wittstok Princesa de Mónaco

De Sirena a Princesa 
Charlene es una mujer joven, bella, elegante y... con glamour.
Sin ninguna duda con glamour. No puede una mujer, que no tenga un encanto personal irresistible, haber sufrido una trasformación tan grande en tan poco tiempo.

Charlene no nació princesa. Charlen ha sido nadadora olímpica en Sídney y campeona nacional de Sudáfrica. (http://es.wikipedia.org/wiki/Charlene_Wittstock). Ningún profesional de élite es gente corriente, pero otra cosa es llegar a princesa, y serlo de verdad. 
Charleen ya lo es.
 


Charlene Wittstock ha conseguido trasformar una belleza natural, en una mujer con glamour, y esto está al alcance de seres muy especiales. Seguramente las sirenas sean seres con glamour, Charlene es un buen ejemplo de ello.
(Ver entrada anterior sobre el glamour: http://jssyanes.blogspot.com/2011/05/ensayo-sobre-el-glamour.html)

Observar que no es una cuestión de dinero, (aunque a la princesa no le falte), la mayoría de ejemplos con dinero, o posición no pasan de ser gente anuncio.

La Princesa de Monaco tiene una elegancia sencilla, fácil, sin estridencias, acorde a su edad y circunstancias...


Sus colores son lisos, sin estridencias, sus líneas limpias, su cara descubierta siempre, su mirada intensa, sus joyas generalmente discretas, pero adecuadas y siempre acertadas....



Su evolución ha sido meteórica y esto no es casualidad, ni se puede comprar. 
Su premio justo:  Princesa de Monaco, Princesa de la Meca del Glamour...



y se perfila como digna aspirante al trono de la inolvidable, insuperable icono del glamour: La Princesa Grace.


Por el momento, me gusta Charlene.
Sed buenos!

PD.Ver entrada  7 de julio "Boda de Alberto de Mónaco"

Enlaces relacionados:
Vogue;  El estilo de Charlene Wittstock 

Recibe Joyas Bodas y Chismes en tu correo-e